Acercar el arte a través de internet se volvió una alternativa durante la pandemia. ¿Estamos ante un cambio de paradigma?, ¿Esto es el comienzo de una nueva etapa o solo una consecuencia ante la emergencia?

El Coronavirus provoca un silencioso sismo en el mundo del arte y lo pone de cabezas. Su magnitud dependerá del tiempo que dure la crisis. Sin embargo, es sabido que condicionará la creación contemporánea.

Durante esta época de aislamiento social, la pandemia desgarra planes expositivos y hace temblar a los artistas, quienes se adueñan de la palabra y difunden su experiencia por medio de proyectos culturales on line. De esta manera, se asoman como parte de un creciente paradigma digital destinado a acercar el arte a cualquier persona donde sea que esté. Una modalidad que en estos días invita a repensar cuáles serán los efectos de esta situación en nuestra vida.

Al margen de las consecuencias económicas que trae el virus, los detractores de la tecnología no pueden negar la importancia de las artes para suavizar los efectos negativos del encierro. Especialmente en estos días en que pareciera potenciarse la creatividad humana a través de propuestas que florecen en la web: Instagram live por muestras de arte, talleres de escritura, recitales, lecturas.

Mientras la mayoría de los museos y espacios culturales cierran sus puertas y se ven obligados a impulsar su oferta digital, en medio del antiguo debate de si lo virtual puede o no reemplazar la experiencia de la obra en vivo, parecieran llevar la delantera aquellos proyectos artísticos que interactúan con la sociedad a través de la web.

Tal vez llegó el momento para ver al internet no solo como una tecnología de comunicación, sino como un medio que permite al arte cumplir con su función social, política y estética.

No hay dudas de que la pandemia cambió la vida de las personas en todo el mundo. Sin embargo, frente a la tensión y la tristeza, la cultura artística se levantó con fuerza para dar batalla ante el virus invisible. Incluso en tiempos difíciles como los que se viven hoy, la creatividad encuentra su espacio para manifestarse y devolvernos la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.