Editorial Palabrava inaugura un nuevo espacio en TODA Santa Fe para conocer a las personas que trabajan en este proyecto editorial. Viviana Rosenzwit, quien desde 2020 es co-editora de Palabrava, cuenta su experiencia y su compromiso con el proyecto.

 Cuando nos conocimos con Patricia Severín, por el año 2018, nunca me hubiera imaginado el entramado que iríamos a construir en beneficio del trabajo editorial de Palabrava. Por esa época editamos su novela La Tigra en mi Colección Ojo Lector y descubrí a la Severín escritora. Vivo en Capital Federal y viajé a Santa Fe para presentar su libro. Me alojé en su casa, lo que me dio la oportunidad de establecer un lazo afectivo que, de a poco, se fue afianzando en amistad y potenciando nuestros proyectos. Fuimos construyendo un puente de confianza mutua que retroalimentamos con nuestras ideas —y que ejecutamos—, en pos del crecimiento editorial.

 

Nada nos suena descabellado: en Palabrava solo es cuestión de pensar, proyectar, y encontrar la mejor manera de conseguir el objetivo. Así fue como la editorial decidió dar su primer paso en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, justo en el fatídico 2020. Pero antes de saber de la suspensión del evento, trabajamos en cada detalle para lograr que esa gran vidriera, que es el stand de la Feria Internacional, luciera fabuloso. Para quienes no lo saben, la organización previa a la Feria del Libro es ardua, y mucho más cuando es la primera vez. Teníamos todo encaminado y nuestras primeras fichas apostadas, y se vino la clausura que aún sigue vigente. ¿Qué hacer entonces? Nuestra respuesta fue buscar otras alternativas y oportunidades.

 

A partir de allí, creamos nuevos espacios y la editorial participó en las Jornadas de la CONABIP 2020 dando a conocer su catálogo a las Bibliotecas Populares del país, abriendo una puerta federal que trasciende los límites provinciales. Y con el objetivo de dar a conocer los libros al mundo, buscamos ampliar la difusión con notas periodísticas, comentarios y reseñas, teniendo más presencia en distintos portales internacionales; esta movida tuvo muy buena acogida y repercusión. Nos sacaron notas en varios medios de Argentina y de México, Perú, Bolivia, Chile, Venezuela, USA, Portugal, España, Francia, entre otros. Y, por supuesto, a medida que crecimos nuestros lectores se multiplicaron. Entonces nos dedicamos a ampliar nuestras bocas de venta en otras librerías, tanto con local a la calle como tiendas on–line, abrimos formas de venta directa y nos aseguramos de que nuestro circuito de distribución llegase a cualquier sitio en donde algún lector, siempre espera. Realizamos un convenio con el distribuidor LibrosYa para atender a los compradores mayoristas del país y a través de Book Depository, llegamos a más de 130 países del mundo. También cubrimos el circuito de las bibliotecas internacionales con García Cambeiro y Rincón del Anticuario.

 

Por estos días, editorial Palabrava, inaugura un nuevo sitio que incluye una tienda on–line de venta directa. Gracias al avance de la tecnología, el formato e–book ha cobrado gran relevancia ganando —rápidamente— adeptos y ventas, y Palabrava decidió incluirse. Nuestros libros ya no sólo están en papel sino también se lanzan al mercado online en formato e–book a través del más grande distribuidor del mundo en la materia: Bookwire, llegando a las mejores tiendas on–line como Amazon, Amazon Kindle, Google Play, Sribd, Baja Libros y demás; sería imposible nombrarlas a todas porque la pandemia aceleró los tiempos y se siguen multiplicando a toda velocidad. Esto fue un paso importantísimo, porque el futuro de las nuevas maneras de leer, ya está aquí.

 

Paralelamente a todo este trabajo, las colecciones Anamnesis (poesía + fotografía argentina) y Rosa de los vientos (que incluye narrativa y poesía) no sólo siguieron aumentando en cantidad sino en calidad, y eso nos enorgullece porque el pilar de toda editorial es brindar a sus lectores no sólo excelencia de calidad respecto al objeto libro sino a las historias y a la poesía que contiene. Los escritores mejor posicionados nos mandan sus escritos inéditos con el fin de integrar nuestro catálogo. Nos sorprende y maravilla recibir propuestas desde diferentes países como España y EE. UU. En este último país coeditaremos con una editorial norteamericana nuestras últimas producciones.

 

Es para mí un gusto acompañar como co-editora a Patricia Severín y trabajar con el magnífico equipo de Palabrava. El proceso de selección es cada vez más fino, y es por ello que agradecemos a los escritores y escritoras que nos acompañan en el Comité de Lectura, por la agudeza de sus comentarios que nos ayudan a mejorar la apuesta literaria. Creemos, además, que hay que darles espacio a los autores emergentes pues las primeras publicaciones siempre son difíciles; así surgió la Colección 2021, La punta del iceberg, que ha salido al mercado con tres títulos: dos de poesía y uno de cuentos, que ya están dando sus primeros pasos.

 

Las dificultades no nos amilanan sino, por el contrario, las consideramos una gran oportunidad para salir adelante buscando nuevos rumbos que enriquezcan nuestras posibilidades, que a su vez son las joyas que brindaremos a los lectores.

 

Texto: Viviana Rosenzwit

 

Nombre de sección: Literatura

Edición: N° 84

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.