Existe una genética emotiva, un memorial del olfato percibiendo los perfumes de la madera, o de los dedos acariciando la veta, un recuerdo que fluye en la sangre traída de Europa algunas generaciones atrás y asentada, intacta, en la llanura honda santafesina. Una empresa pujante y sólida en su estructura con renovada imagen y sostenida proyección pisa firme en el mercado mobiliario.

En Calchaquí late el espíritu sofisticado de Presisso, una empresa familiar gestada por Ricardo Perelló y Graciela Visintini que durante 30 años seduce y conquista mercados con el diseño y producción de muebles de cocina, baño y placares. El resultado, verdaderos objetos de deseo que reafirman el carácter de los espacios con una equilibrada línea entre la calidad, la estética y la funcionalidad.

De aquella memoria, exquisita y artesana, heredada de antiguas tradiciones se conserva la esencia, y de esta época agitada, cruzada por los cambios y los desafíos de un mercado variable se perfila un horizonte expandido de innovación. Ya están a punto de abrirse las puertas de un exclusivo showroom en el Complejo Amarras Center, en el privilegiado ámbito del Dique II del Puerto de Santa Fe, una vidriera excepcional que sirve no sólo para la exposición sino como espacio de encuentro e intercambio frente al desafío de nuevas escalas de crecimiento.

Ricardo junto a Graciela tienen un carácter seguro y jovial constituyendo el alma de esta empresa que crece día a día. Ellos no dudan al afirmar que “este showroom refuerza el lanzamiento a nivel país de la marca. Este espacio nos saca de los límites de Calchaquí y aquí se asistirá no solamente a los clientes de la región sino también a los profesionales y distribuidores de otros puntos. Será muy funcional para concretar reuniones y lanzamientos. Tenemos muchas expectativas respecto a la proyección nacional con una atención en Santa Fe Capital, que, por comunicaciones, rutas y aeropuertos, nos acerca mucho más a los potenciales clientes”.

Para reforzar las afirmaciones, el espacio parece hablar por sí mismo. En más de 400 metros cuadrados, con una estética cuidada en los mínimos detalles, hay sectores definidos para cada uno de los productos ya consolidados. Desde abril, también hay áreas para la nueva línea de muebles para living, audio y TV.  Con tal disposición se busca fortalecer la relación con los especialistas que intervienen en las diferentes etapas de la producción de los mobiliarios: “el vínculo se va a perfeccionar porque aquí podemos crear ambientes de trabajo y destinarlos a arquitectos, diseñadores y constructores para que acerquen a sus clientes y puedan mostrar el producto sintiendo real comodidad”, explica Perelló.

La pandemia, que todo trastocó y convirtió a su paso, aceleró los tiempos y llevó a que el espacio se abriera antes de lo previsto, con una inauguración oficial pensada para mitad de año. Mientras, crecen las expectativas cotidianas.

Amalgamado con el paso agigantado que está a punto de dar la empresa, otro proceso se da de manera simultánea. Se trata de un celebrado rebranding, llevado a cabo por el estudio Oficina Robot, vinculado con cambios dirigidos al interior de Presisso y que reflejan una instancia de inflexión, renovación e incorporación de nuevos actores, entre ellos, quizás los más trascendentales, la segunda generación de la familia Perelló, Macarena y Laureano, impregnados del espíritu emprendedor que sus padres supieron insuflarles. De esa forma se produce un abrazo entre la experiencia generada por el negocio, la impronta de identidad, la purificación del concepto y la consolidación de una marca indudable en la factura: la exquisitez del estilo italiano en el diseño.

Ese es uno de los mayores logros conseguidos por Presisso, la precisión, y bien se ajusta la similitud de las palabras, y la depuración de líneas en muebles que maridan con delicadeza, robustez, belleza, durabilidad, funcionalidad y exquisitez en los detalles. Las transformaciones sociales han producido cambios, también, en la concepción de los espacios, los usos sociales de los ámbitos de las casas, y a tales innovaciones Presisso responde con propuestas contundentes y actuales sin modificar la calidad original.

Con la apertura del nuevo espacio se abren, también, oportunidades. Así como a la tradición y excelencia en la fabricación de los muebles se incorporan nuevas miradas atentas a las exigencias del mercado, la marca misma se lanza a un desafío prometedor. Ya instalada en el nicho de productos de alta jerarquía, la nueva imagen no hace más que hacerla relucir con un resplandor nuevo, fiel a los tiempos contemporáneos.

En ese sentido, se da un encuentro que no es producto de la casualidad sino del estudio y el trabajo. Entre el espíritu de Presisso, sus productos y el rebranding se activó una sinergia en la que cada parte alimentó a la otra dando a la marca una actitud en sintonía con los desafíos del futuro.

Mientras se ultiman detalles, la tradición late y la innovación vibra. De la tierra Calchaquí, a las aguas del puerto, Presisso prepara nuevos espacios que van a posicionar distinta la capital santafesina.

 

Nombre de sección: Empresas

Texto: Redacción TODA

Fotos: Marcela Pucci

Edición: N° 83

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nombre de sección: Empresas

Texto: Redacción TODA

Fotos: Marcela Pucci

Edición: N° 83

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.