Compartimos una serie de juegos para armar en casa: divertidos, sencillos y al alcance de todos. Para ir variando las propuestas con los/as más pequeños dentro del hogar, y alternar con actividades fuera de las pantallas, compartimos una serie de juegos para elaborar en espacios reducidos y con materiales al alcance de todos. Juegos para estimular la motricidad y despertar el ingenio de la mano de la creación artesanal.

Juegos con cinta adhesiva

Disponiendo de cinta adhesiva de distintos tamaños, se pueden armar pistas de carreras para autitos y animales, jugar a ser deportista olímpicos o afilar la puntería. Debajo algunas ideas

Materiales: cinta adhesiva, autitos, animales, bollitos de papel.

* Salto en largo

Colocar cinta adhesiva en el piso, a dos o tres pies de distancia, dependiendo de la edad y ¡a comenzar con los juegos olímpicos!

* Telaña

Cruzar muchas cintas adhesivas entre los marcos de una puerta o los respaldos de dos sillas. Armar bolitas de papel que simulen ser insectos y jugar con la puntería a dejarlos atrapados en la tela de araña.

* Pistas de carrera

Crear con cintas circuitos en el piso para realizar carreras de autos, de caballos ¡O de perros!

También, disponiendo de cintas en el piso, si son de colores mejor, armar circuitos para jugar con el equilibrio de los niños. ¡A caminar al estilo “pan y queso” sin salirse del circuito!

Pegando las cintas al piso también se puede jugar a los clásicos de siempre, como el «ta te ti» o la rayuela.

Juegos con globos

*¡Armá tu propio cohete!

Cortar un trozo largo de lana o soga. Atravesar la lana/soga por el sorbete. Atar cada extremo sobrante de lana/soga en diferentes superficies de manera que quede, como mínimo dos metros entre un extremo y otro (puede ser entre un picaporte y el respaldo de una silla). Luego inflar un globo y sin anudarlo pegarlo con cinta adhesiva al sorbete. Ubicarlo en uno de los extremos, soltar la boquilla y ¡a volar!

Materiales: lana/soga/cordón de zapatilla, un sorbete, cinta adhesiva y globos.

* Globos con mensaje

Para jugar a las adivinanzas o responder acertijos de una manera diferente, armar un cordel de globos o pegar muchos globos en una pared. Previamente introducir en cada globo un papel que contenga el acertijo o la adivinanza. Luego proponerle a los niños que exploten los globos con un escarbadientes, o sentándose encima de ellos, y entonces ¡a pensar y responder!

Los globos con mensaje también puede ser una buena opción para dividir roles y realizar trabajos colaborativos en el hogar. Introducir dentro de los globos distintas tareas como lavar los platos, hacer la cama, juntar la ropa y hacer partícipes a todos los miembros de la familia.

Materiales: globos, cinta adhesiva, hilos, mensajes.

Burbujas gigantes

Conseguir dos palos de igual tamaño (pueden ser ramas de árbol). Cortar un trozo de hilo de algodón (para atar matambre) o una cuerda fina que sea tres veces más larga que la longitud de los palos. Atar la cuerda para formar un «aro» donde la parte de arriba sea mas corta que la de abajo.

Por otro lado, poner en una palangana o balde una mezcla compuesta por diez vasos de agua (si está tibia, mejor), un vaso de jabón liquido (no abusar con el jabón de lo contrario la mezcla quedará muy espesa) y una cucharada grande de azúcar. Mezclar y dejar reposar una hora.

Cuando la mezcla esté lista, sumergir el hilo en la mezcla y a practicar hasta que aparezcan dragones, serpientes, y todo un universo de figuras.

Materiales: palos o ramas, hilo, jabón liquido, agua, palangana o balde, azúcar.

Juego de puntería

A los vasitos de plástico o tergopol realizarle un agujero sobre la base e introducirle un hilo o lana y atarlo de manera que puedan quedar colgando del hilo o la lana.

Tomar cualquier caja de cartón mediana y realizarles agujeros en la parte superior para colgar de ellas los vasitos.

Disponer de tapitas de gaseosa sobre la mesa o sobre el piso, depende donde apoyemos la caja, y a afilar la punteria!

Materiales: caja de cartón, hilo, vasos de plástico, tapitas de gaseosa.

Caligrafía

Tomar una caja, la tapa de una caja de zapatillas, una lunchera y rellenarla con sal o azúcar. Mostrale al niño letras, números o palabras para que practiquen usando otras texturas.

Materiales: caja de carton, azúcar o sal, palito para escribir o sus dedos

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.