De la militancia social escolar a la banca en el Concejo. De los relatos de su abuelo Coco a la praxis política. Jorgelina Mudallel habla sobre su trayecto personal y su presente en el cuerpo deliberante local. Familia, barrio Roma, sociología y medioambiente son los ejes que atraviesan sus palabras.

****

En la familia de Jorgelina Mudallel hay una tradición partidaria que tiene en Coco un referente fundamental. Ese abuelo materno, oriundo de San Cristóbal, había sido trabajador ferroviario y «un defensor acérrimo del peronismo de la vieja escuela». Fue él quien transmitió a Jorgelina la visión más romántica del partido. «En él yo veía la empírea del peronismo. Un hombre que lo vivió y tuvo su movilidad ascendente gracias a eso».

Sin embargo, Jorgelina asiente que su adhesión al justicialismo fue una elección personal. «A medida que iba estudiando en la universidad, conociendo más en profundidad lo que es el peronismo, entendí que representaba los ideales que yo defendía». Entre ellos, aquel que impulsa su accionar. «El concepto de justicia social fue lo que me enamoró. Es lo que quiero representar desde la política».

La historia de una militancia

En la génesis de la militancia de Mudallel aparece el Colegio Sagrado Corazón de Jesús adonde cursó su primaria. «Hacíamos militancia social en el Movimiento Eucarístico Infantil». Durante la secundaria —en el Comercial— fue parte del Centro de Estudiantes. Al trazar una imaginaria línea de tiempo, la etapa universitaria muestra una marca especial. Fue ese el momento de la definición y el espacio que le brindó herramientas conceptuales a su acción.

«Estaba en la facultad cuando decidí que quería militar desde la estructura partidaria del justicialismo». Así se inició el tiempo de la actuación social y territorial, del trabajo en los barrios. «En 2014 comenzamos a gestar una lista joven a la que llamamos Me Gusta Santa Fe, la presentamos en 2015 y nos fue muy bien». Ese grupo, sin recursos ni familias políticas tradicionales, desplegó su estrategia en redes y logró llamar la atención con la cantidad de votos obtenida. «Me propusieron ser secretaria general de la Juventud Peronista de la provincia y, en 2017, Marcos Castelló me ofreció acompañarlo en su lista para el Concejo».

Sociología fue la carrera elegida por Mudallel y la que tiñó su forma de ver la realidad. «Me dio una caja de herramientas, conceptos y fundamentaciones que yo incorporé a mi tarea. No puedo analizar nada que no sea desde allí. Soy socióloga todos los días, todo el tiempo».

La concejala de barrio Roma

Para Mudallel, el Concejo se nutre de la cercanía con el ciudadano. «Mi mayor preocupación como concejala es representar a los santafesinos atendiendo a las demandas que me van presentando. Es bueno ser la voz de los vecinos». Junto a su preocupación por la justicia social aparece el interés por el medioambiente. Convencida de que se trata de una temática que requiere acción inmediata es impulsora del ecocanje. «Los fines de semana en la costanera recibimos plásticos, aluminio, ecobotellas y damos semillas. Es necesario cambiar conductas». Cree que el futuro está relacionado con la ecohuerta, la soberanía alimentaria y los productos libres de fertilizantes.

El tema de los residuos urbanos es parte de su agenda. Sabe que la separación de deshechos es el inicio, pero piensa que en la ciudad no se implementó de manera integral ni fue suficiente la información y control. «Hubo mucho prejuicio al limitarlo a ciertos barrios o al pensar que en algunos lugares no se iba a saber clasificar, cuando se trata de personas que trabajan con la basura y comprenden la importancia del residuo reciclable limpio».

Jorgelina coincide con quienes ven una ciudad dividida entre sectores favorecidos y olvidados. Realidad que, sostiene, hay que cambiar. «La sociedad crece integralmente cuando crecemos todos. No debe haber ciudadanos de segunda. Por eso, es muy importante la empatía. Hay que empezar a tener políticas que comprendan ese mensaje».

La etapa que se inicia en diciembre la ubica en una provincia con el mismo color partidario. En tal sentido, sostiene: «Omar Perotti va a llevar adelante una política de estado que mejorará la calidad de vida de los santafesinos desde el sur al norte. Va a atender las necesidades de cada región, estimulando todos los sectores». Tanto el gobernador electo como Roberto Mirabella generan su admiración. «Son mis referentes políticos —afirma—. Son honestos y piensan en el bienestar de la gente. Representan lo que quiero en mi carrera y gestión».

Jorgelina Mudallel vivió siempre en barrio Roma. De la casa compartida con sus padres y hermano, pasó a la independencia de vivir a sólo algunas cuadras. «Es mi lugar. Si puedo elegir me quedo toda la vida ahí. Tengo un sentido de pertenencia muy grande con el barrio». El club El Quilla y la Cultural Inglesa son otros espacios que marcaron su historia. En cuanto al lugar de la familia en la vida de una persona dedicada a la política, ella cuenta con una contención importante. Papá Jorge y mamá Nora aceptaron su decisión original de militar y acompañaron el crecimiento de su compromiso: «Ellos me apoyan y están orgullosos. Mi viejo siempre me inculcó valores como la honestidad y a no olvidar de donde vengo».

 

Texto: Julia Porta

Fotos: Leonardo Gregoret

Estilismo: Mariana Gerosa

Nombre de sección: Gestiones políticas

Edición: N° 78

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.