La obra de la Comedia Universitaria 2020 es dirigida por Lautaro Ruatta y cuenta con la actuación de Julieta Vigo y Javier Bonatti. Entusiasmo y expectativas para un equipo de trabajo que pudo avanzar con el proyecto y que espera con ansias el momento de programar el estreno.

La Universidad Nacional del Litoral se ha relacionado con el teatro santafesino desde la aparición de los primeros grupos de teatro independiente en la región. Conformó el taller universitario de teatro bajo la dirección de Rafael Bruza y en el 2003 crea la Comedia Universitaria. Desde entonces, directoras y directores de distintos centros teatrales del país participaron de esta propuesta convirtiéndola en un espacio artístico que representa, desde su concepción, la diversidad estética y de propuestas a partir de la rotación de sus directores, elencos y equipos de trabajo.
Las Hortensias también mueren, bajo la dirección de Lautaro Ruatta y la actuación de Julieta Vigo y Javier Bonatti, es el proyecto seleccionado —por unanimidad— de la convocatoria abierta realizada por la UNL a través de la Secretaría de Extensión Social y Cultural.
Ante la pandemia del coronavirus, es todavía difícil imaginar y proyectar el estreno y programación, pero no ha impedido que el proyecto pueda avanzar con acciones que le permitieron consolidar la propuesta y el equipo de trabajo.

Las ganas de actuar
El surgimiento del proyecto tiene mucho que ver con las ganas y el deseo de actuar. Así lo remarcaron Julieta Vigo, recientemente directora de Ya es miércoles, y Javier Bonatti, director de la obra La extraordinaria vida de Jorge Valente. «La dirección nos había corrido de ese lugar y, por eso, pensamos con Julieta proponer una obra donde actuemos», remarcó Bonatti. «Empezamos a trabajar hace bastante, para conocernos, leíamos mucho y en ese proceso le propusimos a Lautaro la dirección», señaló Julieta Vigo. Este impulso de pensar un proyecto juntos, los llevó a organizarse y darle forma para presentarlo a la convocatoria.


Una oportunidad para trabajar juntos
«El teatro no es solo texto y como nos propusimos, además de actuar, cantar y coreografiar, buscamos a los mejores referentes con los que siempre quisimos trabajar», indicó Julieta Vigo.
Aprovechando las posibilidades que brinda la virtualidad, fueron conformando el equipo de trabajo para ir pensando juntos cada uno de los aspectos desde lo musical, vocal, sonoro, escenografía, vestuario y maquillaje.
Integran el equipo de trabajo Ariel Gaspoz, como asistente de dirección; Florencia Fierro y Alejandrina Echarte, en diseño escenográfico; Lucía de Frutos, en vestuario y utilería; Mariana Gerosa, en maquillaje y utilería; Diego López, en diseño lumínico y operación de luces; Pablo Martínez y Gaspoz, en construcción de estructuras; Gabriela Lavagnino, en coreografías y aprestamiento corporal; Cintia Bertolino, en entrenamiento vocal; Franco Bongiovanni, en diseño sonoro y composición musical; Pablo Martínez, en fotografía; Florencia Russo y Ariel Theuler, en la producción y coordinación desde la Dirección de Extensión Cultural de la UNL.
Cada área fue trabajando de manera individual, explorando, buscando referencias, compartiendo ideas en reuniones virtuales y realizando algunas pruebas en la sala Maggi, del Foro Cultural, en la medida de lo posible y respetando los protocolos ante el Covid19.

Las Hortensias
Se trata de una obra con dramaturgia propia, inspirada en el cuento «Las Hortensias» del uruguayo Felisberto Hernández.
La obra trata de la historia de dos personas a quienes el teatro junta, rescata y les abre un mundo inimaginado. «Habla del tiempo, de las hortensias secas, de premoniciones, de la vida, de la humanidad, porque antes que actores somos seres humanos», señaló Julieta Vigo.
Como anticipo, el director Lautaro Ruatta nos cuenta que «los personajes, actores están a punto de estrenar la obra Corte de muñecas en el festival internacional de teatro más importante del mundo, son favoritos, pero no todas son flores y leyendas en la vida de los actores y la gran expectativa social se incrementa por el suicidio de su autor y director. La añorada cima de sus carreras se convierte abruptamente en un peligroso precipicio, no están seguros de qué habla la obra y como en una comedia de enredos existenciales, hace que los escenarios cambien las respuestas. ¿Qué queda en pie? ¿De qué está hecho el teatro de la vida? ¿El show debe continuar?

Sin lugar a dudas, el trabajo en equipo y la posibilidad de aprovechar este tiempo para proyectar cada detalle es muy significativo para el avance de la obra. Queda, en espera aún, el reencuentro en la sala que Las hortensias… necesita para proyectarse en escena y encontrarse con el público.

 

Texto: Secretaría de Cultura de la UNL

Fotos: Juan Martín Alfieri

Nombre de sección: Gestos y gestas

Edición: N° 81

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.