En las instalaciones del camping Francisco “Pancho” Di Bernardo, el sindicato plantó un árbol en memoria de los muertos y desaparecidos de la dictadura.

A 45 años del golpe de estado cívico militar más atroz que atravesó el país,  el Sindicato Luz y Fuerza de Santa Fe se sumó a la iniciativa de sembrar un árbol por los 30.000  detenidos-desaparecidos. En este caso, particularmente por Daniel Albino Benavidez,  trabajador, delegado y militante desaparecido físicamente durante el proceso militar.

Cabe destacar que desde  el año 2006, el Cuerpo General de Delegados lleva su nombre  y ahora se  plantó memoria otra vez… “memoria que  al igual que la semilla, viene cargada de futuro, contiene toda la información genética para poder llegar a ser árbol que late en su destino”, destacaron.

Al emotivo acto, desarrollado en el Camping Francisco “Pancho” Di Bernardo asistieron miembros de la Comisión Directiva del gremio, encabezada por el secretario General Pedro Fernández; familiares y amigos de Benavídez, delegados, trabajadores, la subsecretaria de Derechos Humanos y Diversidad, Anatilde Bugna, la directora Provincial de Memoria, Verdad y Justicia, Valeria Silva, referentes del Foro Contra la Impunidad y por la Justicia, de El Periscopio y El Colectivo  (ex – presas y presos políticos). Durante su transcurso, Paula Benávidez, hija de Daniel, leyó un conmovedor texto en memoria de su padre.

De esta manera, Luz y Fuerza Santa Fe “dice presente, dice nunca más. Porque un pueblo con memoria es democracia para siempre, porque tenemos heridas, porque queremos justicia, porque tenemos memoria y sabemos que lo imposible sólo tarda un poco más”, destacaron en la ceremonia.

Prensa: LUZ Y FUERZA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.