Abogada y escribana de profesión y presidenta del Tribunal de Cuentas Municipal, se acerca al terreno político recién en 2015. En esa oportunidad, fue primera candidata a concejala por el Frente Renovador —liderado a nivel nacional por Sergio Massa. Hoy, vuelve a intentarlo y, nuevamente, como cabeza de lista. La segunda pre candidata también es mujer, Raquel Landaburu,  no siendo un dato menor que Luz remarca: “el cupo no es una puesta en escena, creemos firmemente en la participación femenina”.

TS —Siendo escribana y presidenta del Tribunal de Cuentas Municipal desde el año 2008, ¿por qué incursionar en la política partidaria?

LB —Me sumo a la política cansada de la construcción caprichosa de los destinos de la ciudad. Luego de la inundación de 2003, algo sucedió en mí que me hizo replantear mi rol dentro de la sociedad y pensé que eran otros los que estaban decidiendo sobre la vida de mi familia, sobre el presente y el futuro. No nos inundó el agua del Salado, sino la insensibilidad política. Al principio me enojé, casi en rebeldía frente al sistema, pero entendí que el enojo no conduce a nada y comencé a preguntarme qué puedo hacer para que mis hijas no tengan que irse de la ciudad para progresar. Qué puedo hacer para que la ciudad de Santa Fe sea más inclusiva.

TS—¿Yes el Concejo Municipal el lugar indicado para intentar hacer realidad esos deseos?

LB —Las personas tenemos derecho a una ciudad mejor y nuestro compromiso desde la política debe ser garantizarlo. Lo primero que pretendo es poner en crisis el concepto de “municipio ABL (Alumbrado Barrido Limpieza)”, convertido en un simple ente recaudador. Es necesario avanzar y dejar de lado estos conceptos institucional es que lo alejan de su dimensión social. Debemos abandonar las discusiones sobre jurisdicciones(nacional, provincial, municipal). El origen de la vida en comunidad, desde lo político y lo jurídico, son los municipios y las comunas. Deben hacerse cargo dela función social que tienen y aportar a la reconstrucción del tejido social.

TS —Una de las propuestas planteadas por su espacio es el boleto estudiantil gratuito,como existe en las ciudades de Córdoba y Corrientes. ¿Cree que sería posible en Santa Fe?

LB —Por supuesto, implementándose de manera progresiva. El 52% de la población santafesina no tiene secundario terminado. En las escuelas oficiales el índice de no promoción (el alumno que no pasa de un año al otro) es de un 33% y en las privadas de un 12%. Estas cifras nos hablan de que la población estudiantil está en crisis. Creemos que el boleto es una variable clave, que facilitaría el acceso a la educación y no solamente de alumnos, también de profesores, no docentes, todo el sistema.

Planteamos,además, la descentralización del Liceo Municipal hoy enclavado en la zona del Puerto.Un edificio arquitectónicamente bello pero de muy difícil acceso para la gente de los barrios. La oferta educativa se puede acercar, estableciendo dependencias del Liceo que brinden apoyo escolar en los diecisiete solares y ocho distritos que posee la Municipalidad en toda la ciudad.

TS —Las dos primeras personas precandidatas en la lista son mujeres, ¿fue una decisión del espacio político?

LB —Exacto.Creemos fuertemente en la participación política de las mujeres. Y, desde el municipio, deberían replantearse los presupuestos con una mirada de género.Debe ser equilibrado y sustentable, no puede ser que Santa Fe tenga índices tan altos de violencia de género y un presupuesto tan pobre destinado al área.Además, queremos traer a la ciudad el proyecto llamado “Alerta Buenos Aires”,que convierte a los teléfonos celulares en botones de alerta, a través de una aplicación pensada por los equipos técnicos de Sergio Massa. De esta manera, se multiplicarían las posibilidades de prevención, trabajándolas desde el Centro de Monitoreo de la ciudad.

TS—¿Qué opina de la candidatura de la mediática Amalia Granata dentro de su mismo espacio?

LB —La gente es la que decide y soy una convencida de que el votante es absolutamente inteligente.

(Destacado)

“La primera vez que me candidateé en 2015 mi hija menor, Rosario, me preguntó: ‘Mamá,¿no te da vergüenza la posibilidad de perder?´ Le contesté que vergüenza es no dar pelea, volver a casa y decir no me animé.”

Texto: Mariana Steckler

Fotos: Pablo Aguirre

Nombre de sección:Proyectos y movimientos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.