Mercedes Benedetti es concejala de la ciudad de Santa Fe, e integra el espacio del Frente Progresista. Asumió en diciembre de 2019, cuando Emilio Jatón lo hacía como intendente, y a quien había conocido años antes, cuando se cruzaron en distintas actividades vinculadas a problemáticas sociales y educativas.

Esos encuentros no fueron casuales porque Mercedes es profesora para la enseñanza primaria desde hace 34 años. Desde que se recibió de maestra en su San Nicolás natal, el aula fue su lugar, su casa. Y las infancias, el pizarrón y la campana, los sonidos cotidianos de los días que siguieron de forma ininterrumpida, también en Santa Fe, donde vive desde hace 30 años.

Esa larga historia dibujó un mapa de caminos diversos, cuyos puntos en común fueron las escuelas, grandes y pequeñas, de ámbitos rurales y urbanos. Yendo y viniendo a diario, para estar donde había que estar: junto a los chicos y las chicas, y sus familias.

Mercedes afirma que “docente se es”. Quizás esta es la premisa que explica que para ella la tarea educativa no terminara en la última campanada del día: “Las problemáticas sociales que cristalizan en el espacio escolar desde que tengo memoria, nos obligan a comprender que es inescindible lo educativo de lo social, de lo económico y de lo cultural”, explica.

Docente y Política

Esa larga historia de vida y de trabajo, la llevó casi naturalmente al campo de la política: su figura como directora de la escuela de mayor matrícula de la provincia –la N° 1109 Hipolito Yrigoyen- del populoso barrio Yapeyú de la ciudad de Santa Fe la transformó en una referencia para los vecinos y vecinas, además de darle la experiencia para promover acciones que atenuaran las carencias y potenciaran las oportunidades.

TS- ¿Qué te animó a recorrer el camino de la política?

MB- El deseo y la posibilidad de aportar a mejorar la vida de los vecinos y vecinas con otras herramientas, a quienes conozco porque conviví con ellos durante años en el barrio. Por eso acepté la convocatoria del intendente Emilio Jatón a integrar en 2019 la lista de concejales y concejalas: hoy me siento orgullosa y honrada de ejercer semejante responsabilidad.

TS- Tenés un recorrido de vida ligado a la educación, que no se modificó en tu condición de concejala.

MB- Desde que asumí mi principal prioridad han sido las infancias y las juventudes de la ciudad, sobre todo, las que menos oportunidades han tenido. Y hablo con conocimiento de causas: mi preocupación son sus posibilidades reales de educarse y de jugar, las que a mi criterio son las dos únicas “obligaciones” que ellos deben tener. Sabemos que este escenario es muchas veces utópico, porque muchos chicos y chicas tempranamente transitan vulneraciones de derechos, ingresan al mundo del trabajo infantil, abandonan la escuela, entre otros círculos que tenemos la responsabilidad y la obligación de romper. 

Para las infancias, más derechos

TS- El modo en que nos referirnos a las infancias demuestra un cambio que lleva décadas: antes eran “menores” hoy son “niños y niñas”, que se relaciona a transformaciones culturales y legales, como el que dio la ciudad hace unos días, con una ordenanza aprobada en el Concejo, y de la que fuiste coautora.

MB- Desde hace casi 20 años nuestro país cuenta con una mirada centrada en la protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes: a nivel nacional desde 2005 y a nivel provincial desde 2009. Faltaba que nuestra ciudad diera el mismo paso para encuadrarse en esos lineamientos.

Ante ese déficit, nos pusimos a trabajar en un aspecto necesario para avanzar hacia una Santa Fe que garantizara -a largo plazo- los derechos que asisten a los chicos y chicas, con un marco normativo unificado y moderno: teníamos que abandonar el modelo de “tutelaje de menores” para ir hacia el de “los niños y niñas como sujetos de derechos”. 

Sabemos que per se, las ley no garantiza su cumplimiento. Pero sin ella no hay manera que un derecho, una idea de infancia y de Estado nos trasciendan. No hay margen para que el futuro de los niños y niñas, es decir, nuestro propio futuro como sociedad, quede sujeto a voluntades de turno. Así que nos pusimos manos a la obra y logramos dotar a la ciudad de esas herramientas. 

TS- En la ordenanza trabajaron ediles de distintos espacios políticos.

MB- Si, así fue. Lo hicimos junto al concejal Paco Garibaldi y la concejala Inés Larriera, coautores de la iniciativa. Fue una tarea ardua de más de un año, y donde a pesar de los matices propios de cada uno, logramos consolidar una ordenanza con el fin único de poner a los chicos y chicas como prioridad.

TS- En concreto, qué establece la ordenanza.

MB- En primer lugar adhiere en todos sus términos a la Ley Provincial Nº  12.967, que se encuadra en la matriz de protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

Crea el Consejo Municipal de Niños, Niñas y Adolescentes, integrado por entidades y organizaciones que se ocupan de las infancias y juventudes, con el objetivo de institucionalizar un espacio donde analizar y ofrecer respuestas integrales. También declara a Santa Fe “Ciudad de las infancias”, para que los chicos y chicas tengan la capacidad real de decidir sobre los temas que los involucran. Es decir, priorizamos favorecer una ciudad del encuentro y la convivencia. 

Y concluye: “No podemos pensarnos a futuro sin la mirada y la opinión que las juventudes e infancias tienen de la ciudad en la que viven y de lo que esperan de ella. Este es el camino hacia una Santa Fe integrada y con igualdad real de oportunidades”.

 

Fotos: Guillermo Vogt

Nombre sección: Gestiones Políticas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.