En enero de este 2022, el mundo de la arquitectura perdió a uno de los arquitectos más representativos de Europa, Ricardo Bofill, fundador del Taller de Arquitectura (RBTA). Nacido en Barcelona, el arquitecto español desarrolló su trabajo alrededor del mundo con obras como el Castillo de Kafka y Walden 7 en Cataluña, La Muralla Roja en Alicante, Ax Majeur en París o la Universidad Politécnica Mohammed VI en Marruecos, entre tantas otras más, y dos meses antes de su partida, nos dejó una última visión. Dentro del complejo Palmares Ocean Living & Golf, diseñó una villa independiente inspirada en un templo clásico.

 

REPASEMOS ALGUNAS DE SUS GRANDES OBRAS:

Xanadú, 1971 (Calpe, Alicante)

 

 

Con este proyecto, Bofill se marcó un auténtico reto: competir con la belleza de un hipnótico paisaje. Con el mar como telón de fondo, este edificio de 18 apartamentos, que forma parte de la urbanización La Manzanera, se ha convertido (junto con la Muralla Roja) en uno de los lugares más fotografiados de Calpe . La combinación entre la arquitectura propia de un castillo y la silueta del cercano Peñón de Ifach dieron forma a esta preciosa construcción, que con su irregular fachada permite que un espectacular juego de luces ilumine sus paderes verdes.

 

 

 

La Muralla Roja, 1973 (Calpe, Alicante)

 

 

Su perfecta geometría, sus paredes rosa chicle, sus escaleras azul celeste… La Muralla Roja, ubicada en la urbanización La Manzanera, es el edificio más mágico de Calpe . Bofill se inspiró en la arquitectura popular del Mediterráneo árabe, en particular en las torres de adobe del norte de África, para diseñar esta «fortaleza» que se alza frente al mar. Esta laberíntica ciudadela está formada por un total de 50 apartamentos y una azotea ideal para tomar el sol, darte un chapuzón en la piscina, relajarte en su sauna o, simplemente, contemplar cómo el sol se pone en el horizonte.

 

 

 

Hotel Costes K, 1993 (París, Francia)

 

 

Un hotel boutique situado entre Trocadero y los Campos Elíseos, ¿qué más se puede pedir? Este moderno alojamiento fue diseñado por Bofill para abandonarse a la lujosa vie parisienne : acogedoras habitaciones aisladas del ruido (gracias a una doble capa de vidrio) , un patio de mármol, un estanque de granito negro, un coqueto jardín interior, piscina climatizada, sauna, restaurante y gimnasio.

 

 

 

W Hotel Barcelona, 2009

 

Una de las postales más famosas de Barcelona es la que nos brinda esta obra de Bofill, que se alza frente al Mediterráneo como si fuera la vela de un barco. Su reflectante fachada de vidrio plateado -donde se reflejan cielo y mar- es tan impresionante como sus habitaciones, que ofrecen unas inspiradoras vistas de la playa de la Barceloneta y del corazón de la Ciudad Condal.

 

 

 

 

 

Les Espaces d’Abraxas, 1982 (Ville Nouvelle de Marne-la Vallée, Francia)

 

Les Espaces d’Abraxas se ha convertido en el icono de la Ville Nouvelle de Marne-la Vallée. La belleza clásica de este complejo, integrado por Le Palacio, Le Théâtre y L’Arc, se ha convertido en el centro de todas las miradas de la ciudad. Los tres edificios que conforman este monumento urbano, se alzan sobre un espacio que se define como barroco, francés y mediterráneo. En cuanto a las dimensiones, Le Palacio es un edificio de 18 plantas con 441 apartmentos, Le Théâtre incluye 130 apartamentos y L’Arc cuenta con 20 apartamentos, distribuidos en nueve plantas. Pasear por este anfiteatro griego es como viajar en el tiempo.

 

Barrio Gaudí, 1968 (Reus, Tarragona)

 

 

Este complejo residencial de Tarragona fue la primera experiencia de diseño urbano a gran escala a la que el estudio de arquitectura de Bofill se enfrentó. El espacio está distribuido de tal forma que, a pesar de su laberíntico aspecto, facilita la orientación de los inquilinos, a quienes también les acompañará **una dosis de incertidumbre (la misma que te invade al contemplar un cuadro de escaleras imposibles de Escher) ** durante el recorrido por los pasillos de estas 500 viviendas. Merece la pena perderse entre las torres de ocho plantas, atravesando cada una de los pasillos y plazas elevadas que dibujan el colorido Barrio Gaudí.

 

Walden-7, 1975 (Sant Just Desvern, Barcelona)

 

 

 

Nos hallamos ante una de las obras más especiales de la trayectoria del arquitecto, y es que Bofill tuvo que conseguir que su diseño fuese lo suficientemente atractivo como para hacernos olvidar la sobriedad del entorno en el que se construyó. Nada más y nada menos que 446 apartamentos, distribuidos en catorce plantas y agrupados en torno a cinco patios, y dos piscinas en la azotea dan vida a este maravilloso complejo residencial. El rojo, el azul y el amarillo son los colores que tiñen las fachadas, puentes y balcones de este mágico micromundo.

 

 

 

 

 

Université Mohammed VI Polytechnique, 2016 (Benguérir, Marruecos)

Un hito dentro de la Ciudad Verde Mohammed VI. Así define el estudio de arquitectura de Bofill al Campus de la Universidad Politécnica, que se extiende sobre un terreno de unas 55 hectáreas a **80 kilómetros al norte de Marrakech **. Sus patios, jardines y calles semi-cubiertas se diseñaron de tal forma que sirvieran como punto de reunión entre estudiantes y profesores. El estilo arquitectónico de las ciudades marroquíes -como Benguérir, Fez , Meknes, Rabat y Marrakech- y de los castillos árabes del sur del Atlas fueron la fuente de inspiración de este magnífico proyecto.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.