El fotógrafo mozambiqueño Amilton Neves Cuna ha documentado el Grand Hotel en Beira y lo que dicen sus diferentes usos sobre la historia de su país.

El Grand Hotel en Beira, Mozambique, ha tenido una vida extraordinaria: inaugurado en 1954, era un destino de lujo con una piscina olímpica y un cine. Cerrado en 1963 y ocupado por motivos políticos durante la guerra de independencia del país, ahora alberga a unos pocos miles de ocupantes ilegales, algunos de los cuales son la tercera generación que vive allí.

El fotógrafo mozambiqueño Amilton Neves Cuna documentó el espacio y las personas que viven allí en su fascinante proyecto Grand Hotel. En este video, habla sobre lo que lo atrajo del edificio y lo que su historia nos puede decir sobre el impacto del colonialismo. «La fotografía debe centrarse en… construir una narrativa, contar lo desconocido, tratar de traer nuevas historias al mundo», dice.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.