es sábado a la noche

estoy en el balcón trasero

debajo de un toldo

sentada en una reposera

con pantuflas

y saco de piel

los árboles se mueven en todas las direcciones

hace un rato paró de llover

el viento tumbó todo

suena un llamador de ángeles

de mi boca de a ratos sale humo

adentro hay una amiga

lidiando con su estado sentimental

giro la cabeza

y en la cuadra de enfrente

caen

las flores de los lapachos

sobre los autos

 

Lo que inspira Rita

Belén Pacheco dice: Los detalles simples y mínimos de situaciones habituales de un día cualquiera se transforman en imágenes potentes, desoladoras y bellas en la poesía de Rita. Leer sus poemas es pasear por la ciudad, esa que constantemente sorprende e interpela con sus variantes escenarios a la joven poeta que se detiene a observar. Ante los ojos despiertos y escépticos de Rita, todo es potencialmente un poema. Encuentra mundos, universos enteros atrapados en las calles. Supo darse cuenta, en la inmediatez en la que estamos inmersos, de «la utilidad de darse unos baños de multitud y de callejeo». A todo aquello que ve lo envuelve en una lírica simple y despojada que nos deja percibir lo bello de la cotidianeidad, que muchas veces no notamos. Rita nos invita a mirar, a levantar la vista, tal como lo hacemos después de leer una frase o fragmento que nos conmueve.

Texto: Rita Chiabo

Libro: inédito

Fotos: Virginia Molinari

Nombre de sección: Inspiraciones

Edición: N° 76

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.