Nació en Eslovaquia pero su pasión por viajar y conocer nuevos paisajes la trajeron hasta Argentina. Y es que, al igual que su música, que demostró no tener fronteras se convirtió en una peregrina del mundo que muestra su arte en diversos idiomas, en diversas melodías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.