Mi bandoneón y yo – Alexis Lovotti

Nacido en Capital Federal, Alexis Lovotti comenzó su trayectoria en la música dentro del género del hard rock junto al grupo La Mosca, derivado en Sin Aliento. Músico, cantante y bandoneonista de nuestra ciudad que integra diversas formaciones, hoy está especialmente abocado al género del tango. En Santa Fe, Nicolás López Soto lo animó a tocar el bandoneón de su abuelo y a ser parte de la banda de tango electrónico Eterna Siesta, con quienes realizó muchas presentaciones a la par que lo hacía como solista. Mi bandoneón y yo es su primer disco solista de tango en donde, luego de varios años de recorrida por distintos escenarios, el cantor presenta una recopilación de su trabajo que incluye su voz con orquestas y su propio acompañamiento de guitarra y bandoneón.

 

Fatou – Fatoumata Diawara

Fatoumata Diawara, nacida en Costa de Marfil, es una artista polifacética, actriz, bailarina, cantante y compositora que fusiona el folk wassoulou de Mali con blues, funk, jazz, soul, creando una impresionante combinación con su melodiosa voz. Fatoumata irrumpió en la escena internacional con su exitoso disco debut Fatou en el año 2011, doce piezas en las que destaca su voz cristalina. En su mezcla de estilos, “Kanou” emana dulzura, con su mensaje de la necesidad del amor como función reparadora de la soledad, la misma ternura que muestra para hablar del drama de la emigración en “Clandestin”. “Boloko” es una súplica contra la ablación femenina; en “Bakonoba”, es una guitarra eléctrica afrojazz, la que ribetea una reflexión sobre lo crueles que resultan a veces las palabras; en cambio, en “Sowa”, “Sonkolon” y “Alama”, es el llanto de su profunda voz el que sobrevuela, un recogimiento que tiene por objeto alentar a las madres para que no abandonen a sus hijos y resaltar el sufrimiento de las y los huérfanos, o el que a ella le tocó vivir para cambiar su destino. Nada se escapa a la disección de una voz sobresaliente que certifica un magnífico disco.

 

 

Libre – Telmary Díaz

Telmary Díaz, más conocida como simplemente Telmary, es una rapera cubana con base en Toronto, música y artista de palabras habladas. Escribe su prosa, que lleva una métrica llena de energías alentadoras y que se inspira en esa Cuba actual, cotidiana. Ex integrante de Free Hole Negro, ha participado en numerosas producciones discográficas como los álbumes de Yusa, Francis del Río, X Alfonso, Gema y Pavel o Aceituna sin hueso. Representa, entre los músicos cubanos, lo más cercano a la figura de lo que internacionalmente se ha dado en llamar jazz-poet.

Libre es su segundo disco y fue premiado en el Cubadisco 2014 en la categoría de hip hop. Define la línea de hip hop con que Telmary se ha ganado a su público, además del reconocimiento de la crítica y la prensa especializada. Con varios interludios, que nos hacen viajar por la música afrocubana y otros más cercanos al hip hop —estos últimos hechos por la propia artista—, en el volumen sobresalen dos conceptos artísticos, que para Telmary son sustanciales: la moyugba afrocubana y el repentismo como formas de improvisación. En su discurso se integran frases en spanglish y un tipo de versificación que no se centra en la rima por la rima sino que persigue una poesía más profunda, que siempre nos está diciendo algo. En su poética los tópicos urbanos de perfil callejero son fundamentales. Telmary hace gala de una sólida formación intelectual.

 

No mundo dos sons – Hermeto Pascoal & Grupo

Hermeto Pascoal es un compositor, arreglista, productor musical y un virtuoso multiinstrumentista (principalmente pianista, bandoneonista, flautista, melodista, saxofonista y guitarrista) de Brasil. Es considerado como una de las figuras más importantes de la historia de la música popular brasileña. Es mundialmente reconocido como uno de los mejores improvisadores y más innovadores compositores contemporáneos, como un gran orquestador, destacándose principalmente en la creación de elaboradas melodías, armonías y ritmos, fusionando la música tradicional brasileña con el jazz y la experimentación, sumado la inclusión de todo tipo de instrumentos, como también por la utilización de un lenguaje musical de estilo propio, el que denomina «música universal». El álbum No mundo dos sons de Hermeto Pascoal & Grupo, marca el retorno a los estudios de la banda después de 15 años de silencio. Desde el año 2002 que el músico brasileño, de 81 años, con su banda no sacaban un trabajo nuevo. Fue todo producido a partir de la intimidad musical de Hermeto con los músicos Itiberê Zwarg (bajo), Fabio Pascoal (su hijo, en la percusión), André Marques (piano y teclado), Ajurinã Zwarg (batería) y Jota P. Juntos viajaron en torno de las ideas del maestro, compositor y arreglador de las 17 pistas.