05_result

Decir que una persona forma parte del paisaje de la ciudad es hablar la historia de una vida que sabemos nuestra. No importa si lo conocemos personalmente o si solo sabemos de su trabajo, no importa si de tanto verlo sentado en La Tasca nos atrevemos a saludarlo o nos quedamos en el cruce de miradas. En cualquiera de los casos, siempre, Raúl Cottone es el reflejo de la fotografía en Santa Fe.

01_result

TS- ¿Recordás con qué cámara sacaste tu primera foto?

 

RC- Sí, lo tengo claro porque nací en un hogar en donde tanto mi viejo como mi vieja eran fotógrafos. El primer recuerdo que tengo fue un viaje familiar en el que habré tenido 6 años, mi papá al ser fotógrafo viajaba con mucho equipo, cámara chica y cámara grande y yo le ayudaba a cargar los bolsos y en todas las fotos familiares yo salía simulando que sacaba fotos con alguna de las cámara que no estaba usando mi papá. Después cuando tenía 11 o 12 años con el papá de un amigo, que estaba en el foto club, salíamos los fines de semana a sacar fotos y ahí ya me había conseguido una camarita de esas muy baratas, muy básica y por otro lado el hecho de vivir en una casa en donde el negocio familiar era la fotografía, entrar al laboratorio era una cuestión cotidiana. Recuerdo también cuando le pedí a mi papá que me enseñara a hacer laboratorio, y si bien es insuperable en lo que hace tuvo cero docencia, así que solo me dijo ‘esto es una ampliadora, acá se pone el negativo acá va el papel y arréglate’ y así fue que empecé ya no solo a sacar fotos sino también a revelar. Luego durante mi adolescencia el Instituto de Cine de acá filmaba muchas películas por año y las revelaban en casa así que de ese modo yo conocía tanto a los alumnos como a los profesores y por contacto de mi papá empecé a trabajar en los equipos de cine como plomo, al terminar el secundario mi idea era estudiar cine pero la triple A lo cerró así que decidí estudiar fotografía, porque en esa época IMG_0166_resulthabía una ley provincial en donde solo podían sacar fotos comerciales aquellos que tenían el carnet de fotógrafos profesionales y para eso tenias que estudiar en la escuela Alem. Al año siguiente de terminar la carrera empecé a dar clases en la misma escuela, lo hice durante 16 años luego interrumpí un tiempo y actualmente estoy allí quemando cerebros.

TS- ¿Es importante formarse?

RC- Sí, estudiar es muy importante, yo recorrí el mundo mirando fotografías, trato de ver absolutamente todo lo bueno y lo no tan bueno porque todo es formación.

TS- Has viajado mucho, ¿eso te nutre necesariamente?

RC- Sí, la mayoría de mis viajes estuvieron ligados a la fotografía, a veces exclusivamente para sacar fotos y otras veces para estudiar y todo suma porque si vos te quedás en tu medio y solamente con lo tuyo, no crecés. Antes sin ir más lejos fotografiaba por la sorpresa, lo que me sorprendía, lo que me gustaba y a partir de los años fui cambiando la mirada de los trabajos de un modo más conceptual.
TS- ¿Trabajas con intervención digital?

RC- Soy un hombre mayor – se ríe- toda mi formación es analógica pero hace unos cuantos años la firma Panasonic me dio una cámara digital para que con ella hiciera una foto para que ellos la usaran como promoción y creo que de no haber sido de ese modo yo no me hubiera comprado una cámara digital. Por otra parte desconozco el manejo de programas como Photoshop entonces lo que hago es buscar un operador con quien me siento al lado y le voy diciendo lo que quiero hacer de ese modo él maneja la herramienta y yo manejo el concepto.

TS- ¿Qué pensás de la fotografía intervenida digitalmente?

02_resultRC- Miro el resultado, el modo en el que está esta hecho es una anécdota. Lo que miro fundamentalmente es lo que el fotógrafo está comunicando. Es decir, si lo que se dice es bueno se puede decir analógicamente o digitalmente.

TS- ¿Cuál es la foto que aún te falta sacar?

RC- Siempre hay cosas pendientes y digo que ojalá la próxima foto que saque sea la mejor, considero que la fotografía es un camino, que no va a ningún lado sino que simplemente uno elige transitarlo, no tengo apuros de nada, hice muchas cosas y no niego a ninguno de mis hijos fotográficos.

TS- ¿Quiénes han sido tus influencias?

RC- Bueno un fotógrafo de referencia en mi generación es Henri Cartier Bresson que siempre trabajó sobre el paradigma del instante preciso que como te dije en algún momento lo abordé y sin dudas es el quien ha sido mi gran influencia. Y hay otros también, pero con quienes más me identifico son con los fotógrafos de la posguerra.

P1020388_result

Raúl Cottone

TS- ¿En qué estás trabajando actualmente?

RC- Mirá esta sucediendo algo curioso, hubo muchos años en los que me faltaba tiempo para poder trabajar en todos los proyectos que tenía y ahora las musas me dejaron. Seguramente es un amesetamiento, soy tozudo y por más que tengo algunas vetas de trabajo no encuentro una salida y espero que sea transitorio.

 

CRÉDITO: Marisa Ramos

FOTOS: Pablo Aguirre