ST1-De-la-serie-Latencias-2014

La artista plástica Martina Mondino realizará su primera muestra personal en el Museo López Claro (Piedras 7352). La exposición quedará inaugurada el viernes 4 de julio a las 20, y contará con la presentación del grupo Qispikay y Nora Bisso como música invitada. Entrada libre y gratuita. 

Con curaduría de Abel Monasterolo, se expondrán hasta el miércoles 10 de agosto, los óleos, acrílicos sobre lienzo y cerámicas de la artista nacida a comienzos de la década de 1990. La exposición continúa el eje temático con que se inició la temporada de exposiciones de la Casa Museo, aportando una perspectiva personal sobre nuevas problemáticas del litoral. En este sentido, la obra de Mondino dialogará con las visiones que ofrecieron la muestra patrimonial “Pintando el Litoral”, “20 relatos del Litoral”; y con el cruce de lenguajes y soportes que propuso Cristina Aimaretti a través de su muestra “Anhelo”.

Hombre y naturaleza

En un texto escrito especialmente para presentar esta muestra, el artista Marco Pinta destaca que se trata de una propuesta artística “cargada de contenido y de presente; empeña las herramientas aprendidas con el objetivo de expresarse mediante una voz de carácter crítico-social”. En este sentido, Martina Mondino señala que su obra nace de la reflexión sobre esa inquietante tensión entre lo natural y lo construido, entre el avance del hombre y la persistencia de la naturaleza por recuperar su espacio.

Pinta sostiene que “esa temática plenamente contemporánea es abordada por una mirada crítica y poética que responde a los problemas que representa el avance tecnológico de nuestros días. Así, en el conjunto de obras, podremos contemplar cómo cables, represas y construcciones arquitectónicas atentan sobre la belleza de los paisajes naturales. Cuestiones mayúsculas que nos dan una triste sensación de distancia entre el Hombre y la propia naturaleza”.

Fusión y libertad

El grupo Qispikay está formado por Franco y Tamara Bruno. Como su nombre lo indica, Qispikay conlleva libertad en su significancia en quechua, y no se encuentra restringido a un estilo, a una realidad espacial ni temporal y tampoco a una formación determinada.

Su repertorio abarca obras de carácter folclórico con identidad nacional, como el tango; y otras de identidad continental, como son los temas seleccionados del repertorio latinoamericano. Del mismo modo, se aleja en el espacio y el tiempo, eligiendo del pasado obras del período barroco, clásico o romántico. En relación al presente, su repertorio más contemporáneo está relacionado con el jazz, el rock argentino de las últimas décadas y composiciones propias, entre otros.

Qispikay acepta con esas influencias, el reto de amalgamar instrumentos y recursos descontextualizados comúnmente. Con predominancia de los graves en sus arreglos, revaloriza y apuesta a las posibilidades expresivas y técnicas del bajo eléctrico y el contrabajo como pilares del cuerpo instrumental que lo compone; así como también guitarra clásica, guitarra eléctrica, pistas pregrabados o hechas por computadora y voz, entre otros.

Junto a ellos se presentará como música invitada, Nora Bisso, en la interpretación de la flauta traversa.