La brava

La Brava restaurant es espacio de encuentro y deleite sensorial ubicado en el corazón de Candioti Soho, en la intersección de las calles Ituzaingó y Dorrego. Su vehemente nombre, inspirado en las playas uruguayas de enérgico oleaje oceánico y gruesa arena, impone una exclusiva tendencia gastronómica, caracterizada por el diseño de una carta que conjuga dos componentes primordiales: platos abundantes de comida gourmet y un maridaje de vinos asesorado por expertos profesionales.

La restauración arquitectónica y el rescate de materiales nobles en la elaboración de las recetas son condiciones fundacionales que invitan a sentirse como en la intimidad de los hogares.

Cerdo a la portobello

Matambrito de cerdo relleno con un salteado de hongos de pino portobello y verdeo custodiado por una guarnición de bastones de papas rústicas bañadas con una crema de ciboulette.

El inconfundible sabor de esta propuesta está relacionado con una cuidadosa selección de carnes blancas con el conocimiento del lugar de procedencia y con la previa hidratación de los hongos en un cálido caldo de vino tinto de guarda. Los ingredientes que aromatizan y realzan este plato son el antiquísimo romero fresco y el aceite vegetal de olivas.

Para maridar esta sugerencia se recomienda un Cabernet Sauvignon o un Syrah.

 

Delicia de manzanas

Crumble de manzanas al oporto con crema helada de vainilla escoltado por una salsa de frutos rojos. Este postre de procedencia inglesa impacta por la sintonía entre sabores, texturas y aromas que provienen de la delicada combinación de manzanas maceradas en oporto con la manteca y el azúcar negra. El choque de temperaturas que experimenta el paladar, con la incorporación del helado de vainilla, junto a la leve acidez de los frutos rojos componen un plato que se destaca por su sofisticación y dulzura.

Emanuel Banchi, Cocinero de La Brava restaurant, rescata las recetas de su tradición familiar y las “mezcla” con las de su formación profesional y la experiencia diaria para diseñar  irrepetibles comidas verdaderas.

La fusión de platos con recetas tradicionales transmitidas generacionalmente, vinos de guarda de reconocidas bodegas y la calidez del contexto declarado patrimonio arquitectónico  histórico santafesino, constituyen una oferta gastronómica selecta pensada en el disfrute de aromas, sabores y texturas.

 

 Crédito: Ezequiel Perelló                                             Foto: Cecilia Páez