brunet

Entre los ecos diáfanos impregnados de antiguos preparativos para salir a escena, de arreglos de vestuarios y accesorios, de risas y llantos, Luciana nos espera en la Sastrería “Fernando Silvar” del Teatro Municipal para apasionarnos del poder que otorga el hecho teatral. Para la actriz el teatro simboliza la vida misma y como tal constituye un acto latente, en permanente vibración estética, un lugar en el que el poder de la mirada seduce hasta la embriagante pasión.

 

TS- El teatro en su génesis etimológica constituye un lugar de contemplación. ¿Qué lugar ocupa el teatro en tu vida?

LB- Cuando era muy chica integraba un ballet folclórico. Después en la secundaria, me acerqué a un grupo de teatro y se me encendió la chispa.  Descubrí un nuevo mundo y me deslumbré, me maravilló poder interpretar, hacer cosas, poder estar en grupo, recorrer lugares y escenarios.De manera que ocupa una gran parte de mi vida, tengo 38 años y hace 15 que hago teatro. Es como una parte de mi corazón que me mantiene viva. En el teatro encontré un montón de cosas que no tienen solamente que ver con el arte en sí, con esto de interpretar,  de hacer y de crear, sino también, conocer mucha gente maravillosa.

TS- ¿Cómo le das vida a un personaje?

LB- Soy muy ansiosa en la vida en general, lo primero que me pasa cuando voy a encarar cualquier personaje, es que me bloqueo.  Por suerte,  he hecho varios tipos de personajes y he trabajado varios géneros, la mano del director es muy importante para mí ya que me ayuda a controlar la ansiedad de darlo todo y a depurar lo que sirve, lo que da forma a la creación, de lo que está demás. Tengo bastante facilidad para la improvisación,me encanta improvisar, me encanta jugar.

TS- ¿Le ponés mucho de vos, Luciana,  a los personajes que construís?

LB- Creo que siempre tienen algo mío y eso lo descubrís cuando ya tenés el personaje, que en realidad en cada función algo nuevo le encontrás.Cuando construís un personaje te vas explorando y descubrís en vos cosas que no sabés que tenés.

TS-Una obra de teatro o la vida de un personaje, ¿termina o queda latente?

LB- Nunca, nunca se acaba. Cada función es algo nuevo, por eso el teatro es un hecho vivopara seguir explorando, pensando, repensando y escribiendo. Porque en cada momento algo nuevoe inesperado va a pasar. Los personajes son como parte de un maravilloso juego de improvisación y de exploración que nunca termina por más que el telón se baje para una obra determinada.

TS- En la vida pasamos superponiéndonos  máscaras y el teatro es una representación más de la vida misma. ¿Cuáles fueron las máscaras que más te inquietaron o qué más cómoda te sentiste? ¿Qué personajes te marcaron?

LB- Yo siempre me siento cómoda haciendo comedia, me sale con más naturalidad. Uno de los personajes con los que más cómoda me sentí fue conToñita en “El enfermo imaginario”.Me resulta más fácil hacer reír que lo trágico.No he hecho muchos personajes dramáticos. En general se dice que es mucho más difícil hacer reír. Me lanzo al vacío y que surja.

TS- Teniendo en cuenta el concepto conocido de la cuarta pared teatral ¿cómo es tu vinculación con esa cuarta pared, siendo actriz y siendo espectadora?

LB- Siendo espectadora de una obra en que la cuarta pared no está,siempre siento como una cierta incomodidad, me pone muy nerviosa. En el teatro contemporáneo la cuarta pared no existe y el actor se vincula mucho con el público. Por ejemplo, nosotros hacíamos “Cotillón” una obra que dirigió José María Muscari y era todo el tiempo una provocación al público, los actores nos hacíamos cargo de que estaba el público e inclusive lo mirábamos.

 

TS- Es fuerte cuando un actor mira al público.

LB- Es fuerte pero es maravilloso, entre el espectador, el actor y el hecho teatral, se produce algo, se crea siempre una nueva obra. Por más que estemos planteando una obra donde esté la cuarta pared y yo me olvide del público, siempre esta, y la energía que te devuelve el público influye en la obra. Te influye si se ríe, si aplaude, percibís toda la energía.Para mí el actor tiene que nutrirse, el espectáculo se nutre del público constantemente.

 

TS- Vos además de actuar y trabajar en la Sastrería del Municipal sos docente de teatro, ¿cómo vivís esa experiencia?

LB-Si, soy docente de teatro en escuelas medias y tengo un taller privado en el Centro Cultural. Lo que trato de hacer es trasmitir la pasión que tengo por el teatro, entonces, a partir de eso  trato de compartir mis conocimientos y percepciones al grupo.Hablo de la pasión, porque uno no puede transmitir todos los conocimientos, pero transmitir esta pasión y este disfrute del escenario es lo que yo busco, que podamos sentir y disfrutar lo que se siente ser mirado, escuchado, percibido por Otros y además que te regalen su aplauso.

 

TS- ¿Cómo ves la formación actual de las escuelas o los talleres de teatro? ¿Pensás que hay potencial? Después, ¿tendrán posibilidades?

LB- Yo creo que sí, depende de uno, es muy difícil poder vivir del teatro, pero no es imposible, de hecho yo vivo del teatro, no de la actuación pero si de dar clases. Veo que hay muchos espacios de formación de actores y eso está bueno porque habla de que hay mucha gente que tiene ganas de aprender. Lo que veo en las nuevas camadas es esta cosa de quiero ser famoso, quiero ser exitoso, quiero salir en la tele y que sea rápido. Estoy cursando el último año de la carrera de Profesor de Teatro que se abrió hace cuatro años y veo que los estudiantes se instalan en la queja permanente y no en la pasión. Al teatro lo hacés por pasión, no te vas a llenar de plata los bolsillos haciendo teatro, vas a llenar otra cosa: el alma.

 

 

Participó como actriz en:

2012 / 2013 – “Una cruz en el mapa”. Comedia Universitaria de Teatro. Dirección: Sandra Franzen.

2012 / 2013 – “Llanto de Perro”. Dirección: Sergio Abbate.

2012 – “Gallina roja”. Dirección: Juan Berrón

2009 – “Laboratorio de teatro político: Ensayo sobre cuatro estéticas”. Dirección: Verónica Bucci y Facundo Ternavasio.

2007/2008/2009 – “El enfermo imaginario”. Comedia Universitaria de Teatro. Dirección: Claudio Martínez Bel.

2006/2007 – “Cotillón, una historia perversamente familiar”. Dirección: José María Muscari.

2003 – “Custer, la vida de una mujer seguida por las cámaras de televisión”. Dirección: Ulises Bechis.

2004/2005 – “Saverio el Cruel”. Comedia Universitaria de Teatro. Dirección: Marcelo Allasino.

2002/2003 – “Planeta Menguante”. Grupo de Teatro Infantil. Dirección: Ulises Bechis.