01_izq_a_der_Miró_Revuelta_Mammarella_Biotti_Valarolo

Lanzar un disparador de preguntas, inquietudes.

Cultura Científica, es un área institucional de la Facultad de Ingeniería Química de la UNL que surgió en el 2010. Desde las ciencias básicas y aplicadas: física, química y matemática, desarrollan tres grandes líneas de trabajo que fueron surgiendo a medida que empezaron a  andar el camino: los Festivales, Cultura Nómada y la recuperación patrimonial, según nos cuenta Carolina Revuelta, Directora de esta área.

Trabajar desde los sentidos

Los festivales que son tres al año: “Quántico” de Física, “Alquímica” de Química y “Animate” de Matemática. Hoy, se han transformado en actividades extracurriculares de las instituciones escolares, cumpliendo así uno de sus objetivos de origen.

Cultura Científica apuesta al mejoramiento de la enseñanza y aprendizaje de las ciencias en el aula, trabajando, siempre, con materiales que tengan que ver con los sentidos. Cabe destacar que en todo el trayecto de elaboración, más de doscientas personas entre estudiantes, becarios, docentes, investigadores y colaboradores trabajan articuladamente para generar el producto final.

Sin la utilización recursos icónicos, se llevan las actividades a un nivel de abstracción que deja a la estrategia en el centro de la acción en el marco de un ambiente relajado, donde cada uno puede moverse, preguntar y detenerse en los lugares de interés.

Ciencia en movimiento vincular

A partir de las demandas de las instituciones escolares surgió la necesidad de que Cultura Científica se traslade a diferentes lugares, dando origen a Cultura Nómada. Escuelas periféricas y del interior de la Provincia acceden a actividades y materiales didácticos itinerantes, consolidando así los espacios de democratización del conocimiento.

“Comenzamos siempre por la experiencia y después vamos para atrás buscando los contenidos conceptuales, es un trabajo que tiene que ver con la comunicación de la ciencia, pero también tiene mucho que ver con la generación de vínculos”, explicaba Revuelta.

Recuperar la historia a partir de los objetos

“La idea de recuperación patrimonial tiene que ver con sacar el museo de la vitrina”, dice Carolina. “Recuperar todos los instrumentos de ciencia antiguos y refuncionalizarlos para que se puedan realizar actividades experimentales.”

Para el año que viene, habrá un espacio que se llamará Mu.S.E.O.: Muestra de Saberes Experiencias y Objetos, en donde el edificio completo de la Facultad de Ingeniería Química será un objeto museístico, con equipos antiguos que estarán funcionando.

 

 

FOTO: Rubén Ángel Pantanali