La muestra “El camino de Enrique Estrada Bello” inaugurada recientemente en el Museo Municipal de Artes Visuales “Sor Josefa Díaz y Clucellas”, dará marco a un homenaje a Demetrio Braulio Acosta, conocido popularmente como “El Negro Arigós”, fundador de la Sociedad Coral Carnavalesca “Los Negros Santafesinos”, a comienzos del siglo XX junto a un grupo de amigos. Con la participación de la Casa de la Cultura Indo-Afro-Americana, anticipó la curadora de la muestra Marcela Estrada, “habrá música en vivo, milongas, con las voces Huguito y Lucía, y charla abierta sobre los negros en nuestra historia”. El encuentro será este viernes a las 19.30, en el espacio ubicado en San Martín 2068, como parte de las actividades en torno a la muestra que recupera entre otras obras, el retrato al óleo que realizó Estrada Bello del Negro Arigós, vestido con la indumentaria de “Los Negros Santafesinos”: “blusas blancas cruzadas por una banda roja y sombreros de paja de ancha ala, adornados con espejuelos”, como lo describía Mario López en su historia “a contramano de la oficial”, publicada por la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe, en 2011.

La actividad propone recuperar junto con la obra plástica, la presencia de africanos y  afrodescendientes en Santa Fe y su participación en el carnaval santafesino, en el mismo sentido que Marcela Estrada atribuye a la muestra, entendida como una manera de “poner en valor nuestra identidad”: “estas acciones son pequeños gestos de resistencia de las voces del paisaje y de sus pueblos. Acciones donde nos reeditamos y fortalecemos nuestros propios vínculos identitarios, de quienes somos, en la escena multidimensional y virtual que vivimos”.

El mundo de sus telas

Nació el 11 de octubre de 1897, en el barrio sur de la ciudad de Santa Fe. Se formó en la Academia Reinares de la ciudad de Rosario (1915). Se dedicó a la pintura al óleo y al grabado. Fue considerado el Gauguin santafesino, su pintura se la reconoce dentro del movimiento del realismo (social y poético).

Ejerció la docencia en la Escuela Normal y en el Nacional entre otros. Realizó encargues de diseños de escudos de ciudades y fue ilustrador en el diario El Litoral y en el ex diario Nueva Época.

Fue miembro fundador de la Sociedad de Artistas Plásticos de la ciudad, siendo su presidente, fue también impulsor de la primera Asociación Argentina de Grabadores. En la década de 1960, ocupó la dirección del Museo Provincial de Bellas Artes “Rosa Galisteo de Rodríguez”. En numerosas ocasiones fue jurado de arte, junto a colegas de muy destacada trayectoria. Obtuvo numerosos premios y distinciones, a nivel provincial y municipal. Falleció el 13 de diciembre de 1964.

Su amigo, Isaac Aizenberg, escribió acerca de su obra: “El temperamento de Enrique Estrada Bello lo llevó a retratar con sus pinceles a los más característicos habitantes de la costa y los suburbios santafesinos. Hombres y mujeres de piel morena, de mansa mirada en ojos oscuros y manos trabajadoras, grandes y rudas, sosteniendo los mil pequeños elementos de su hábitat, una flor, un jarrito, una fruta, un pedazo de pan, un pollito, un barrilete, un pescado, un pájaro, o los avíos de pesca. Ese fue el cono de atracción de su espíritu de hombre de tierra. Ese fue el mundo de sus telas. Enrique se inclinó hacia la gente humilde por su propia humildad, los retrató en su sencilla dignidad porque retrataba su propia y digna sencillez”.

El dato

“El camino de Enrique Estrada Bello” se podrá visitar hasta el 8 de septiembre, con entrada libre y gratuita: de lunes a viernes de 8.30 a 12.30 y de 16 a 20, sábados de 9.30 a 12.30 y de 17 a 20, domingos y feriados de 17 a 20.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.