Ángeles Berisvil: «Cuando ser grandiosa es una elección»

Toda la vida estuve en la búsqueda incesante de algo más. Arriesgada, cambiante, rara, loca,expresiva, impulsiva, desenfocada, inquieta, rebelde, un torbellino. Fiel a mi percepción, elegí cambiar un sin números de veces de parejas, trabajos y de profesión. Cuando llegaba a ese lugar en que todos suelen decir “listo, ya está,aquí me quedo”, a mí me sucedía exóticamente al revés, llegaba ahí y me preguntaba“¿y ahora qué sigue?” Y, ahí mismo, requería patear el tablero y cambiar nuevamente el plan.

Y en este camino de búsquedas, en algún momento me fui convirtiendo en una encontradora profesional de tesoros y de herramientas valiosas, y en una creadora ilimitada de magia.
Lo que sigue, nadie lo sabe, todo puede cambiar en 10 segundos: si lo elijo.

Quizás roce la locura creer que hay una realidad más allá de esta. No importa lo que digan, siempre supe que así era. Desde muy pequeña y en todo mi camino de militancia religiosa, política, social y estatal mi único objetivo fue hacer del mundo un lugar mejor y crear una realidad diferente. Pero en todos estos frentes, lejos de estar más expandida, sentía profunda desazón y los cambios eran imperceptibles, además de sentirme y estar cada día más aburrida,impotente y frustrada.

Cuando y a mi único horizonte era jubilarme con solo treinta y pico de edad, gracias al universo, una crisis personal que me llevó a quedarme literalmente en la calle y, este quiebre, me dio la posibilidad de elegir morir o crear otra vida para mí.

Y me dispuse a moverme y realmente poner en duda absolutamente todos mis puntos de vista, mis creencias, ideas y pensamientos, hasta mis sentimientos. Algo no estaba funcionando para nada en mi vida ya que me encontraba en la ruina total.Y, un dato a tener en cuenta, es que había cumplido con todo lo que se suponía era la fórmula de la felicidad: empleo en blanco, pareja, casa, perro, etc. Mi ser pedía un cambio ya.

Descubrí esta caja de herramientas pragmáticas, prácticas, sencillas, que se llama Access Consciousness, que no es una filosofía de vida, ni una religión, secta o terapia. Solo herramientas que pueden darte la conciencia suficiente para que puedas mover cualquier limitación,salir de lugares comunes patéticos y espantosos —en los que nos metemos a diario—, dejar de mentirte.
Poder recibir esta información y empezar a aplicarla en lo cotidiano generó cambios en todas las áreas de mi vida: dinero, relaciones, cuerpo a una velocidad increíble. Por esto elegí ir por más y compartir estas herramientas a otros.

Access busca empoderarte con tu propio saber, sin que nadie, ni un maestro, ni un gurú, nadie, solo vos mismo puedas conectarte, ser completamente verdadero con vos y crear desde lo que te funciona.

Y algo que,verdaderamente, quiero resaltar es que la elección lo es todo. Podés tomar mil sesiones, clases de esta técnica u otras y permanecer en el mismo lugar. Solo la elección que hagas va a crear la vida que quieras. Constantemente hacemos elecciones, cada segundo. ¿Qué tal si empezamos a hacer elecciones sin juicios (malas o buenas),sin expectativas, solo por divertirnos, solo porque son ligeras y expansivas?

Cada mañana me despierto y hago un millón de preguntas. ¿Cómo sería salir a la calle y ver que todas las personas eligieron ser todo lo grandiosas, increíbles,potentes e imparables que pueden ser, en lugar de ser todo lo mediocres,insignificantes y estúpidas? ¿Cómo sería empezar por mí siendo todo lo maravillosa que puedo ser y creando mi vida? ¿Cómo sería convertir aquello que he pensado erróneo de mí en mi mayor potencia?

El éxito es hoy para mí: crear y moldear mi propia vida con conciencia y en el camino inspirara otros a hacerlo.

Si puedo contribuir, pues aquí estoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.